Un gol merecido

Emanuel Mammana debutó en la red y se lo dedicó a sus padres. Con su gol parecía que River arrollaba pero se terminó dando vuelta la historia



La mirada al cielo es emocionante. No grita el gol. Y eso que es el primero en el fútbol profesional.

La vida le dio un par de duros golpes a Emanuel Mammana. A los seis años perdió a su madre. A los 15 a su padre. A ellos les dedicó ese derechazo letal que se metió en la ratonera de Broun y que fue el parcial 1-0 para River en Santa Fe.

Fue la única buena noticia que el Millonario se trajo del Cementerio de los Elefantes. Más allá del grito, fue el mejor de River en una pobrísima actuación.