Gran chance para cortarse

Desde las 19.30, River recibe a San Pablo, urgido de un buen resultado tras su caída en el debut frente a The Strongest. El campeón de América viene de un triunfo ante Trujillanos y le caería bárbaro otro éxito para encaminar la clasificación a los octavos de la Copa Libertadores.

Aunque parezca impensado, un triunfo en la segunda fecha de la fase de grupos provocaría un acomodamiento ideal para River. Porque ganarle a San Pablo esta noche representaría un gran avance en busca de los octavos de final de la Copa.

El éxito que The Strongest consiguió en la primera jornada, en Brasil, alteró la lógica del grupo 1. Tanto que para los Bauza la de hoy en Núñez será una final anticipada. Una derrota los dejaría sin unidades y a seis de River y los bolivanos, que se miden la semana próxima en La Paz.

Pero lo que nos importa es el equipo de Gallardo. Tras la derrota con Godoy Cruz, empató con Rosario Central, goleó a Trujillanos, venció a Independiente e igualó con Boca. Los números variaron y el rendimiento aún no es el ideal.

En comparación con el Superclásico, el Muñeco hace un cambio: Vega por el lesionado Maidana. Nada de experimentos. Central por central. Aunque uno sea el capo de la defensa y el otro un pibe con pocos partidos en primera. Todo un desafío para Vega, apuesta fuerte de Gallardo.

Lo mejor: vuelve D’Alessandro. Ingresaría en el segundo tiempo.

Formaciones: 

River (4-4-2): Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Emanuel Mammana, Leandro Vega, Leonel Vangioni; Nicolás Domingo, Leonardo Ponzio; Ignacio Fernández, Sebastián Driussi; Rodrigo Mora, Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.
Suplentes: Augusto Batalla, Milton Casco, Luis González, Nicolás Bertolo, Andrés D’Alessandro, Gonzalo Martínez e Iván Alonso.

San Pablo (4-2-3-1): Denis; Bruno, Diego Lugano, Maicon, Eugenio Mena; Thiago Mendes, Hudson; Ricardo Centurión, Ganso, Carlinhos; Calleri. DT: Edgardo Bauza.
Suplentes: Leo, Rodrigo Caio, Mateus Caramelo, Joao Schmidt, Michel Bastos, Rogerio y Alan Kardec.

Horario: 19.30.

Arbitro: Julio Bascuñán, Chile.

Estadio: Monumental.