Se puso negro

Eder Alvarez Balanta se resintió de la lesión y no se sabe cuándo volverá a jugar.

Este era el semestre de Eder Alvarez Balanta. Había tenido un verano correcto, estaba en camino de volver a ser aquel rocoso defensor que se ganó el puesto con Ramón Díaz y, ya con Gallardo como DT, vio como Ramiro Funes Mori tenía un crecimiento impresionante que lo relegó al banco. Pero el mellizo ya no está y el colombiano, así parecía, estaba destinado a la titularidad indiscutida.

Tras los partidos estivales, el debut oficial con Quilmes fue una desgracia para el moreno. Apenas duró ocho minutos por un desgarro en el isquiotibial con compromiso de músculo tendinoso. En el cuerpo médico confiaban en recuperarlo, pero a casi un mes de la lesión todo se complicó.

Según averiguó Pasión Monumental, el colombiano se resintió y ahora no se sabe cuándo volverá a jugar. Se puso negra la cosa.