Puntajes vs. Trujillanos: Marcó el camino

En un partido trabado, Leonardo Pisculichi fue el único que entendió cómo debía jugarse. Marcó un gol, generó el resto. El mejor, lejos.


Marcelo Barovero (7): Apareció en el primer tiempo cuando River hacía agua en defensa. Tapó la más clara con tranquilidad, después no tuvo acción.

Gabriel Mercado (6): Ida y vuelta en el primer tiempo, le costó con la salida por bajo en un partido trabado. En el complemento, acompañó sin mucho trabajo.
Jonatan Maidana (6): Le costó acomodarse en el primer tiempo. Sin situaciones de peligro claras, fue desprolijo en la salida. En el segundo tiempo casi no lo atacaron.
Emanuel Mammana (6): Al igual que su compañero de zaga, poco trabajo en el mano a mano pero lapsos de descordinación que incomodaron a la estructura del equipo.
Milton Casco (5): Alternó buenas y malas. En el primer tiempo le costó pararse en cancha, irresoluto y con faltas innecesarias. En el complemento mejoró, fue alternativa de pase constante y cerró el lateral.

Tabaré Viudez (6): Un par de buenas intenciones que suman en su necesidad de repuntar. Se lo nota incómodo con la cancha de espalda. El debe jugar con el arco de frente y por el extremo rara vez lo logra.
Nicolás Domingo (6): Todo lo bueno que hizo desde la marca no lo pudo capitalizar en entrega segura. Perdió y ganó en un puesto en el que no puede dudar por ausencia de compañía en el medio. En el complemento, con Lucho más retrasado, mejoró con la pelota al pie y así empezó a funcionar mejor el equipo.
Luis González (6): Un gol de goleador que refleja que, a pesar de su edad, se banca el área a área. Como contención aportó orden a un equipo que no encontraba la manija en el primer tiempo. Pero no sólo eso, también ayudó con la salida desde el fondo y recuperó alto para ganar metros.

Leonardo Pisculichi (8): Un distinto. La diferencia con el resto refleja que fue el único que entendió por dónde venía el partido. Lo vio flojito al arquero rival y empezó a pegarle. Tuvo dos chances poco claras por debilidad en el remate y, cuando afinó la puntería, se marcó la diferencia. Golazo de tiro libre. Remate claro para rebote y gol de Lucho. Encaminó la victoria y marcó el camino.

Sebastián Driussi (6):Errático en el mano a mano, incómodo en la posición en la que más cómodo debería sentirse, como delantero. Estuvo solidario y decisivo para el encuentro con un compañero. Tocó, repartió y jugó en función del equipo.
Iván Alonso (8): El gol coronó todo lo bueno que hizo durante todo el partido. En el primer tiempo fue la referencia, el único que estuvo cerca de darle una alegría a River. En el complemento, cuando encontró interlocutor, pudo marcar mayor diferencia. Con la pelota, temible. Sin ella, resolutivo e inteligente. Marcó su primer gol en Libertadores con La Banda.