Para vos, hijo

El pibe de Rodrigo Mora le pidió un festejo especial y él cumplió. Dejó los tiros y a dormir en el 3 a 3 contra Central

“Papi yo quiero que hagas un gol y festejes así”.

El vídeo se puede ver por Instagram en la cuenta de Rodrigo Mora. El que habla es Máximo, su nene de cuatro años. El “así” del festejo es como lo celebró el uruguayo en Rosario después de convertir el parcial 2-1: mano juntas sobre un cachete, el típico gesto que se hace cuando se tiene sueño.

Mora cumplió con el pedido del nene tras una gran definición de derecha y luego de una muy buena maniobra de Lucas Alario. El 7 se tomó el tiempo justo para ajusticiar a García.

En el segundo tiempo mermó su nivel y se equivocó en un par de contras que podrían haber liquidado una historia que se abrió increíblemente. Pero Máximo se habrá ido contento a la cama.

Imagen: Nicolás Aboaf