Alquilado

Parece que tiene algo con ese arco. Desde la carambola contra Huracán en el torneo pasado a estos dos re contra golazos. Ante Godoy Cruz, el Pity Martínez volvió a meter misil en el arco de la Centenario. Lamentablemente, no sirvió para ganar.

Esta vez no hubo pedido de silencio. Aprendió, mejoró, cambió. Un gesto, un par de goles y la relajación para la hinchada y para él. Gonzalo Martínez empezó a amigarse con la pelota y con la gente y hoy tuvo otra demostración de talento.

Cuando promediaba la primera parte y el juego no aparecía, Pity Martínez amagó a abrir con Milton Casco y la clavó al ángulo como contra Quilmes aunque unos centímetros adentro del área. A diferencia de aquella vez, corrió para la platea San Martín y cambió gesto incriminador por abrazo unido con el banco de suplentes.

Pequeños detalles que empujan a una mejor relación. Eso sí, que no se termine el alquiler del arco de la Centenario. Ahí parece tener un misil por partido…

Imagen: Nicolás Aboaf.