Negro

Eder Alvarez Balanta duró siete minutos en la cancha por una molestia muscular. Sería baja por casi un mes.

Antes del arranque del partido llamó mucho la atención ver a Eder Alvarez Balanta tirado boca abajo. “¿Está rezando? ¿Qué hace este hombre?”, se preguntaban en la platea. No. El colombiano había sentido una molestia muscular. Y la pelota ni se había movido. Increíble lo salado que está el zaguero que Gallardo quiere recuperar.

Apenas siete minutos duró el moreno en la cancha. Aguantó hasta donde pudo. ¿Qué tiene? Una lesión músculo-tendinosa en el isquiotibial izquierdo.

Sin centrales en el banco, Marcelo Gallardo tuvo que insistir con la prueba del verano. Domingo de 5, Leo Ponzio atrás. Si Balanta no llega, ¿será así en Córdoba contra Belgrano? ¿O habrá una nueva chance para Mammana?

Imagen: Nicolás Aboaf.