La lluvia arruinó el debut

River-Quilmes se postergó por las fuertes lluvias que cayeron en el Monumental. “Era imposible jugarlo”, dijo Rapallini, el árbitro. Va el lunes a las 1915.

La enorme expectativa que había generado el debut de River en el campeonato se arruinó por las fuertes lluvias que cayeron en el Monumental.

El partido fue suspendido. Estaba previsto para las 19, pero recién 19.14 Fernando Rapallini, el árbitro del partido, decidió bajar la persiana. Aguantó hasta donde pudo tras reunirse con los dirigentes de ambos clubes y con más de 20 mil hinchas ya en las tribunas del estadio.

“Así era imposible jugarlo. Si bien con el correr de los minutos fue drenando el agua, debajo del terreno había mucha y también había riesgos por las tormentas eléctricas”, dijo el juez.

Finalmente, el partido irá el lunes a las 19.15. En primera instancia, Quilmes no quería jugarlo mañana porque debe disputar el encuentro de la segunda fecha el próximo viernes.

Si las condiciones del tiempo lo permiten, River juega en el feriado de carnaval. El pronóstico no es alentador para las próximas.