“Soy lo que soy gracias a River”

Andrés D’Alessandro se fue llorando de Inter, donde era amo y señor. Pero ya piensa en romperla en su casa.



“Es una mezcla de tristeza con alegría porque vuelvo a mi país. Fue una decisión difícil, pensada, la hablé con mis padres. Y la charla con Francescoli (el 4 de enero, en Uruguay), Gallardo y D’Onofrio fue clave para que decida volver”.

Quebrado por la emoción y un poco de fastidio, Andrés D’Alessandro explicó porqué regresa a su casa. Porque en definitiva River es eso para él. Ahí creció como hombre y persona. Fue número 10, capitán y campeón. Trece años pasaron de su ida al Wolfsburgo. En el medio miles de rumores nunca concretados. Que no quiere volver, que no lo quieren en Núñez, que la plata…

La realidad es que en Porto Alegre el Cabezón era -es- un ídolo total. Aunque se fue un poco disgustado con la dirigencia por motivos que él no quiso detallar. Estaba tan compenetrado con la mística Gaúcha que la conferencia de despedida fue en portugués casi en su totalidad. “Cierro una etapa. Nunca le voy a poder agradar a todo el mundo. Solo tengo palabras de agradecimiento. No es fácil, fueron muchos años y estoy muy agradecido con este club que también me dio todo”, dijo tras bajarse un vaso de agua para manejar la congoja lo mejor posible. Claro, estaba allí desde 2008. Lo aprendieron a amar y, entre otras cosas, ganó la Copa Libertadores, la misma que buscará alzar con River.

Contó que su contrato será hasta diciembre. “Salgo por propia voluntad. Soy lo que soy gracias a River. Gracias a River construí mi carrera. Vuelvo al club que me vio nacer, al que me dio todo, el que me hizo el jugador que soy”.

Será presentado el jueves, a las 13.30, en el auditorio del Monumental. Bienvenido, Cabezón.