Mora se sacó la mufa

Rodrigo Mora volvió a festejar en un Superclásico luego de tres años. Lo hizo con un penal ejecutado fuerte y al medio. En el final se cruzó con Tevez y Chávez.


Mora se sacó la mufa. Pensar que en sus primeros tiempos en River era reconocido por sus gritos ante Boca. Claro, si había metido 4 tantos en apenas 3 partidos. Pero venía con la pólvora mojada desde 2013, cuando marcó en el 2-1 jugado en Córdoba (el otro de Trezeguet).

Encima, en 2014 había fallado un penal en aquel 1-1 bajo la lluvia, en el Monumental, con el gol de Pezzella. Aquella vez la había tirado arriba del travesaño. Ahora no falló.

Otra vez ante Orion, la puso fuerte y al medio, sin dudar. Y así festejó su quinto gol frente al eterno rival, con metralleta incluida, su clásico gesto cada vez que convierte. Gesto que motivó el enojo de Chávez y Tevez. No entendieron que Rodrigo siempre celebra así.