La tercera, la vencida

Y llegó el día. Después de dos partidos consecutivos en el banco de suplentes, Joaquín Arzura hizo su debut con La Banda y cumplió.


Era contra Independiente y se quedó con las ganas porque el partido no lo dejó. Mucho menos el Superclásico, apretado y con pocas alternativas para tocar el equipo. Por eso, la tercera fue la vencida y ante San Lorenzo tuvo su primera vez.

Si bien se pensaba que iba a ir desde el arranque, tuvo que esperar hasta los 15 del complemento para ver acción. Arzura ingresó por Nicolás Domingo para cubrir el eje del equipo. Con el ingreso de Leonardo Ponzio, se reacomodó, abandonó el rol de volante tapón y se liberó para jugar unos metros más adelante.

Poco para destacar desde el juego, más allá del debut y la patada que recibió de Kalinski y que derivó en expulsión del ex Quilmes. ¡Que sea el primero de varios, Joaquín!