¿Superclásico en Estados Unidos?

Después de 14 años, River y Boca podrían volver a verse las caras en Estados Unidos. En la antesala del Clásico de Mar del Plata, una cena que podría derivar en un choque histórico.

Un estadounidense y dos argentinos. No es el comienzo de un chiste sino de una reunión que tiene expectante al mundo River y sus alrededores. Es que Noah Mamet, embajador de Estados Unidos, se reunió el viernes en Mar del Plata con Rodolfo D’Onofrio y Daniel Angelici y, en un restaurante de la ciudad estival, proyectaron el regreso del Superclásico al país del norte.

Antes de las patadas, mucho antes del gol de Pisculichi y de las declaraciones cruzadas que calentaron la revancha que se jugará este sábado en Mendoza y a estadio lleno, los máximos dirigentes de River y Boca cenaron junto al embajador de Estados Unidos que, después del invite, manifestó: “La idea es potenciar las marcas”. ¿Respuesta positiva? No, todavía faltan pulir detalles. Como se vio desde que asumió D’Onofrio, las amistades estuvieron más afuera que adentro de la cancha y seguramente terminará en buen puerto.

Miami, receso por la Copa América. Esas son las directivas que acompañarán el principio de acuerdo.

El último Superclásico en Estados Unidos fue durante el Mundial de Japón, en 2002, y la victoria quedó en nuestras manos. 2 a 1 con goles de Gabriel Pereyra y Juan Pablo Raponi en el debut de Manuel Pellegrini como técnico Millonario. ¿El último en el exterior? México en 2014, otra victoria para River. Una tendencia que acompaña y que quiere continuar este invierno…