¿Gritarán “Aloooonso, Aloooonso”?

River continúa las gestiones por Iván Alonso, delantero de Nacional de Montevideo. Rodrolfo D’Onofrio mantuvo una reunión en Paraguay con el presidente del club uruguayo. River tendría que abonar 500 mil dólares por el pase.

El apellido Alonso genera un cosquilleo especial en los hinchas de River. Decir Alonso es recordar al Beto, el ídolo de las tardes y noches de gloria riverplatense. Del campeonato de 1975 que cortó la sequía de 18 años sin títulos, de los dos goles en la Bombonera, uno con la famosa pelota naranja. De la primera Copa Libertadores ganada por River en 1986 y de la Intercontinental del mismo año. “Alooooonso, Alooooonso”, es el grito de todos los hinchas de River, de cualquier generación, cada vez que ven al Beto.

¿Podrá repetirse ese grito con Iván? Aunque suene raro, River sigue tras los pasos de este delantero que el 10 de abril cumplirá 37 años. Pero, se sabe: el equipo de Marcelo Gallardo necesita un delantero. Y cómo la posible vuelta de Teófilo Gutiérrez es compleja, lo de Alonso sigue siendo una alternativa que puede llegar a concretarse. Tanto para uno como otro, primero le tienen que dar la ciudadanía argentina a Rodrigo Mora, así se libera un cupo.

Según medios uruguayos, las gestiones están avanzadas y el propio jugador está presionando a los dirigentes de Nacional para que lo dejen salir del club. De hecho, cuentan que Enzo Francescoli se comunicó con Hugo De León, mánager del club uruguayo y ex jugador de River. Además, de acuerdo a lo que pudo averiguar Pasión Monumental, Rodolfo D’Onofrio estuvo reunido por este tema con el titular de Nacional, José Luis Rodríguez, en la cumbre de los equipos sudamericanos en Asunción, donde mañana se llevarán a cabo las elecciones para elegir al nuevo presidente de la Conmebol.

A todo esto, ¿quién es Iván Alonso? Acá van algunos datos: Lo apodan “el terrible” y jugó en River, pero de Uruguay. En ese club debutó en Primera División en 1998. Allí permaneció hasta 2000 cuando pegó el salto al fútbol español, donde se mantuvo durante once años. Deportivo Alavés, Murcia y Espanyol de Barcelona fueron sus clubes. Y, antes de volver a Uruguay, pasó una temporada (2011-2012) en Toluca de México. Luego sí recaló nuevamente en el fútbol uruguayo para jugar en un grande de ese país: Nacional. Hace cuatro años que viene haciendo goles en el equipo de Montevideo, donde es muy querido por los hinchas. Ahí fue campeón del torneo uruguayo la temporada pasada y además, fue el goleador del campeonato, con 23 tantos.