Se quedó con las ganas

Joaquín Arzura se quedó con las ganas. Si bien estuvo en el banco de suplentes, fue el único jugador de campo que no entró ante Independiente. ¿Será contra Boca?


El partido no lo ayudó. Joaquín Arzura estaba listo para entrar y debutar con la camiseta de River. Sin embargo, permaneció todo el partido junto a Marcelo Gallardo y Julio Chiarini, el otro que no vio acción en la noche de Mar del Plata.

En su lugar, el DT eligió respetar el lugar de Leonardo Ponzio y, cuando cambió en el nombre por nombre, hizo ingresar al volante de Las Rosas en reemplazo de Nicolás Domingo. El otro volante central fue Lucho González, que salió cuando se rompió el doble cinco y Leonardo Pisculichi entró para darle más volumen de juego al equipo.

Quizás, con otro resultado… Pero no, se quedó en el banco y ahora espera estar contra Boca.