“La herida irá cicatrizando”

Dos goles en igual cantidad de partidos con Monterrey. Un aterrizaje a los Rayados como para que nadie dude de su título como mejor del continente. Pero, a la distancia, no se olvida de River. En diálogo con AM1030, Carlos Sánchez expresó: “A medida que vaya pasando el tiempo la herida irá cicatrizando”.

Las maneras deberán quedar en el olvido. Con todo lo que Carlos Sánchez le dio a River, su salida pasará inminentemente a la nada y lo que quedará serán los recuerdos de un vínculo que tuvo los resultados esperados, y más.

“Decidí irme libre porque la renovación no se había dado. Además, el club que me quería no mandó una oferta para comprarme. Ahora es muy reciente todo. A medida que vaya pasando el tiempo la herida irá cicatrizando. Siempre me dediqué al máximo y entregué todo para que se den los resultados y las metas que nos propusimos”, explicó el uruguayo.

En cuanto a lo sucedido en el Mundial de Clubes, se emocionó al recordar la demostración de afecto de los hinchas y manifestó: “Escuchar a la gente fue impresionante. Cómo palpitaba cada día ese partido, en una ciudad que no es de ellos y que haya tanta gente fue algo muy lindo y significativo, la gente acompañó”.

Y agregó: “En Japón había pensado parar y despedirme de la gente, pero preferí irme callado porque después se dicen muchas cosas. Capaz la gente no está enterada de muchas situaciones y dice cosas que no son. Yo estuve en la B un año pese a tener chances de irme al exterior. Me quedé a pelearla en un club grande como River”.

La despedida con sus ex compañeros no fue menos traumática que su partida del club. “Al otro día del partido fui a la habitación de Gallardo. En la comida me despedí con el grupo con un gran abrazo y agradecimiento por lo que me hicieron vivir. Al cuerpo técnico por su ayuda para sacar lo mejor de mí y que hoy pueda progresar. Todos dijeron que me iban a extrañar y yo a ellos”, concluyó.