Trapito a la par

Tranquilidad para Marcelo Gallardo. Su tocayo, Marcelo Barovero, no sólo pisó Uruguay sino que ya se entrenó en el predio de Solanas y, como adelantamos ayer, será el dueño del arco de River hasta mediados de año. Todavía falta que firme, lo hará en las próximas horas.

De México a Uruguay y no por cuestiones laborales. Esta vez, al menos por ahora, Trapito pasó por tierras aztecas sólo para vacacionar en familia. Es cierto, en junio se iría de manera definitiva. Pero, por ahora, sólo placer.

El mismo placer que le ocasionó a Marcelo Gallardo verlo nuevamente vestido con la ropa de entrenamiento y ya junto al resto del equipo. Ahora el DT espera a Nacho Fernández, el tercer refuerzo para un 2016 cargado de desafíos.