Marzo: Agonía final

Costó. Costó por última vez en el camino a la Copa Libertadores. Marzo fue el mes más seco del 2015 antes del sprint final hacia la consagración.

Hubo que trabajar. Es que se ausentó durante 22 días la victoria en marzo. Un año que había arrancado complicado y que parecía que no tenía intenciones de cambiar. Empezó con un 2 a 1 en Córdoba por Rodrigo Mora y se fue hasta el 22 de marzo cuando River venció a Godoy Cruz y nuestros miedos por 1 a 0 con un gol de Teo Gutiérrez después de errar un penal.

Pero antes la peregrinación y una pregunta que no tenía respuesta: ¿Cómo pasar a octavos de la Copa Libertadores sin haber ganado los primeros cuatro partidos? Empate contra Tigres de Méxicoen lo que, avisábamos con criterio, era una final anticipada; empate de verde ante Juan Aurich en casa y también en el sintético de Chiclayo. River perdía hasta a su técnico y no podía regalar más nada

También costaba en el ámbito local. Empate ante Unión para que se dijera que “perdimos demasiados puntos“, igualdad 3 a 3 contra Arsenal después de ir 3 a 1 abajo,

No fue casualidad. Marcelo Barovero estuvo afuera casi todo el mes después del desgarro en el primer partido del mes que nos obligaba a repasar su historial de ausencias. Por suerte, volvió…

El click ante Godoy Cruz fue click general. Ya no pararía. Victoria en la Euroamericana contra el Sevilla de España, triunfo de guapo con un Mora encendido ante Gimnasia de la Plata y un mes que se iba cuando mejor se ponía. No importaba, la mejoría comenzaba a ser buen síntoma.