Que no pase lo mismo

Un recuerdo que puede ser válido como llamada de atención para el año que empieza. Por momento de este 2015, River sufrió por la falta de aclimatación de los refuerzos. Fue una bomba que explotó tarde pero que se avisó temprano.

“No podemos estar a mitad de pretemporada y sin los refuerzos”, decía Marcelo Gallardo el 12 de enero de 2015. Pasó un año, a River le costó incluir a los que llegaron tarde y parece que el panorama será similar en esta temporada que arranca.

Se irá el 2015 sin refuerzos para el año entrante y las negociaciones no parecen encaminadas. Es cierto, River tendrá a los que aquella vez llegaron tarde para ponerlos a punto desde el arranque. Sin embargo, esta vez se fue medio equipo y no como en enero.

Rodolfo D’Onofrio dijo que vendrán. Hay nombres en danza pero… ¿Cuándo vendrán?