“Tenemos que renovarnos en todo sentido”

Marcelo Gallardo habló otra vez de la final con el Barca, pero ya se enfocó en lo que viene. Y hasta deslizó que podría variar el sistema táctico el año que viene.

- ¿Te arrepentís de algo o hubieras modificado algo de lo que decidiste contra el Barcelona?

– En primer lugar destacar la calidad del rival, por una cuestión de jugadores, por talento, por desequilibrio y por conjunto; no por nada es el mejor equipo del momento. Y nosotros intentamos estar a la altura de las circunstancias, con un planteo inteligente, con una forma de jugar que nos tuvo en el partido durante 36, casi 40 minutos. A partir del gol nos desesperamos un poquito y con un equipo de la calidad del Barcelona, si te desesperás, te cuesta caro. Ellos con espacio son mortales, el segundo gol vino muy rápido y se hizo muy difícil.

- ¿Viste mano en el gol de Messi?

– Barcelona no necesita ese tipo de ayuda, no la hubiera necesitado en ningún momento del partido. El árbitro estuvo un poquito condicionado, por momentos abusó de cobrar cualquier situación que tuviera un poco de fricción. Yo desde el lugar donde estoy no veo la mano, después me dicen y, bueno, se equivocó.

- ¿Se notó mucho la diferencia estructural?

– Primero tenés que ver la calidad del rival con el que te enfrentás. Estamos hablando de una estructura muy grande, muy sólida como el Barcelona, que es una selección de futbolistas que se destacan en el mismo equipo y eso lo hace más fuerte. Compararlo con un equipo sudamericano, no sería justo. Estamos hablando de una diferencia de 600 millones de dólares, parece loco pero es así.

- ¿Cuál es tu principal lamento?

– Desde la conquista de la Libertadores llegamos con menos fútbol del que estamos habituados. Eso es lo único que me queda para lamentarme, no haber podido llegar a esta instancia en mejor momento.

- ¿Cómo te sentís ahora que terminó todo?

– Orgulloso de haber podido llegar hasta acá, porque se recorrió un largo camino, de muchísimo esfuerzo. Nos hubiese gustado llegar a estas circunstancias en mejores condiciones futbolísticas, pero nada para reprochar. Terminamos un ciclo hermosísimo, estamos orgullosos de haber vivido todo lo que vivimos en este año y medio, pero el proceso se terminó acá y empezaremos a renovarnos a partir del año que viene.

- ¿Y ahora qué viene?

– Para nosotros, 2016 va a ser un año completamente nuevo, volver a cero a todo nivel. Es un desafío para nosotros y para mí personalmente renovarnos en todo sentido, hasta posiblemente de sistema. Empezaremos a armar una estructura en base a los jugadores que tenemos y los que vamos a necesitar, para conformar un equipo que siga siendo competente y que nos dé la posibilidad de reformarnos.