Puntajes vs. Sanfrecce: Un salvador y medio

River tuvo un héroe en cada área. Marcelo Barovero para tapar en la propia, Lucas Alario para liquidar en la ajena. Eso si, para que el segundo entrara en escena, tuvo que existir el primero, Trapito, la figura contra Sanfrecce.


Marcelo Barovero (9): El nombre y apellido de la salvación. Gracias a él, River siguió con vida y chances en el complemento. Otra actuación de las que quedan en la historia.

Gabriel Mercado (5):
Inteligente para progresar en ataque, dejó algunos huecos en defensa que hicieron peligrar el arco de River.
Jonatan Maidana (5): Lejos de las actuaciones sobresalientes que lo destacan habitualmente, el central Millonario sufrió por arriba y también con la velocidad de los delanteros rivales.
Eder Alvarez Balanta (5): Empezó con pie firme, se fue aflojando con el correr de los minutos. Bien en la entrega, un colador a sus espaldas.
Leonel Vangioni (5): En un partido exigido, de ida y vuelta por su andarivel, ganó y perdió. Quedaron para otro análisis sus conflictos a espaldas, como toda la línea defensiva.

Carlos Sánchez (5): Fue uno de los que más intentó en el primer tiempo, en el segundo se desordenó y merodeó la intrascendencia. Se espera lo mejor de él para la final.
Matías Kranevitter (6): Juego y quite. Ante un rival armado, Kranevitter encontró la fórmula para tapar los baches de su equipo sin desordenarse ni perder peso específico de mitad para adelante.
Leonardo Ponzio (6): Alternó buenas y malas. Bien en la marca, preciso en la entrega y con una posición desconocida para él ya que se ubicó cerca de la línea izquierda. Fue un termómetro del equipo y cuando la temperatura subía, fue reemplazado.

Leonardo Pisculichi (5): Fue la apuesta de Marcelo Gallardo y no salió como se esperaba. Era el indicado para la elaboración del juego y estuvo impreciso, errático para buscar a sus compañeros y también para intentar la individual.

Rodrigo Mora (5): Mucha corrida y pelea, poco desnivel en el área rival. Colaboró en la del gol, siempre es peligroso para la defensa ajena. Tiene muchas fichas para ser el revulsivo del domingo.
Lucas Alario (7): Goles importantes para un delantero que está tocado por la varita de la grandeza. Importante como faro de referencia en el juego del equipo, convirtió el gol que metió a River en la final del Mundial de Clubes.

Tabaré Viudez (6): Ingresó en modo Guaraní, enchufado y con ganas. Corrió, se asoció, cambió de banda para buscar la pelota y puso un pase quirúrgico de tiro libre en el gol.
Lucho González (6.5): Fue una de las dudas hasta último momento para el entrenador y difícilmente vea la final desde el banco. Toque distintivo, inteligencia para ceder el balón y también para correr la cancha.

Imagen: Nicolás Aboaf.