Un polaco suelto en Japón: Día 3

Sigue el periplo del polaco suelto en Japón. Viajes en subte, un shopping de ocho pisos y la imposible tarea de comer con palitos. Sin dudas, una práctica más complicada que ganarle al Barcelona con tres jugadores menos.

Días movidos de este lado del mundo. Las horas resultan cambiadas, las ‘mañanas’ nuestras no sólo son las noches de ustedes sino que también es otro día, otra realidad y todavía la cabeza trata de acostumbrarse a eso. Pero, más difícil que acomodar el tiempo es aprender a comer con palitos. Sí, con el grupo de periodistas que estamos en Osaka estamos cerca de abandonar, tirar gas pimienta y decir que esto no es para nosotros, que no nos la aguantamos…

Palitos chinos Nico Aboaf

En ese raíd, primera vuelta en subte y en colectivo. Cercano a la experiencia porteña sobre ruedas, otro mundo en el subterráneo. A la cantidad de personas, la velocidad y la arquitectura. Hacer una combinación se vuelve tarea tan difícil como comer con palitos, dicho sea de paso. El idioma no ayuda y el inglés es el arma por excelencia.

Ag4IfIxYFE_jiYswkNJ1cjhGX1qlGRDva47y1aAxaNlI

En lo futbolístico, ya pusimos un pie en la cancha en la que River enfrentará al Sanfrecce. La primera fue para ellos, 3 a 0 al Mazembe que en primera persona parecía un equipo de voluntarios amateur más que un equipo de fútbol. Y cerquita a River, que se movió de día y de noche con un dato de color y fue el interés de Marcelo Gallardo y cuerpo técnico por los métodos de entrenamiento de los juveniles japoneses.

RiverEnJapon_Dia4_00056

Seguimos en Osaka, colonizamos un país que ya no sólo por su bandera es rojiblanco. Se van poblando las calles, los japoneses ya no me miran como un bicho raro como el primer día. Ahora somos mayoría y vamos por todo.