“Si nos toca el Barca, somos David contra Goliat”

A 29 años de la conquista de la Copa Intercontinental, Antonio Alzamendi recuerda lo que pasó contra Steaua Bucarest y analiza las chances de River en el Mundial de Clubes.

Un 14 de diciembre de 1986, en Tokio, Antonio Alzamendi marcó el gol más importante de la historia de River. Fue 1-0 ante Steaua Bucarest, los rumanos ganadores de la vieja Copa de Europa, hoy Champions League. A sus casi 60 años, a 29 de la epopeya, el delantero habló de aquella tarde nipona y además se refirió a las chances de River de Gallardo en el Mundial de Clubes. Lo hizo en este mano a mano con Pasión Monumental radio, por AM 990.

- ¿Te suena mucho el teléfono cada 14 de diciembre?

– Me tienen como loco, pero me encanta. No se olvida la historia, pero no es solo mía, fue todo un grupo que ganó. Yo tuve la suerte de hacer el gol porque era delantero. Le dimos a River lo que se merecía.

- ¿Qué imagen guardás de aquella jornada?

– Varias. En la vuelta olímpica me acordé de mi padre y de Paco Casal, que confiaron en ese momento. También en Hugo Santilli. Cómo olvidarme el ruido de las vuvuzelas, unas cornetas largas que usaban los japoneses. Y la miada del Beto Alonso antes de darme el pase de gol también es imborrable. Mirá que yo jugué con fenómemos: Bochini, Francescoli, Rubén Paz… Pero el Beto era único, nos entendíamos fenomenal. Hacía jugar a cualquiera.

- Vamos a lo actual: ¿el partido contra Sanfrecce puede confundir pensando en Barcelona? 

– Tenemos más para perder nosotros que ellos. A mí me gustaba el sistema de antes, pero este campeonato hay que jugarlo. Si hubiera cuatro equipos fuertes de Sudamerica y Europa sería otra cosa. Igual están todos en su derecho de jugar. Pero la parte económica vale mucho. Y eso le hizo perder un poco lo que era la final de la vieja Intercontinental. (Los japoneses) Si te agarran mal parados te ganan, es así.

- ¿Cómo se le juega al Barcelona?

– Hay agarrar el revólver y empezar a los tiros, je. Te manejan la pelota, tienen unos jugadores impresionantes. No digo que River no tenga buenos, pero en cuanto a figuras son los mejores. Somos David contra Goliat. Hay que pegarles el piedrazo en la frente de entrada y que los monstruos de ellos no tenga un buen día. Tienen a los tres mejores del mundo de la actualidad, Messi, Suárez y Neymar. Pero los Sudamericanos sabemos lo que es escribir historias grandes y quién te dice… River ha demostrado siempre. Salió campeón de todo. Por eso una final hay que vivirla con todo. Hay que cortar espacios en el medio y cuidarse de los pelotazos a los de arriba. Pero cómo hacés para marcarlos. Necesitás un ejército.

- ¿Hablás con los uruguayos de River?

– A Sánchez y Mora los conozco de verlos en la tele. A Enzo lo vi por última vez en la final de la Sudamericana.