Un polaco suelto en Japón: Día 2

Segundo día de Pasión Monumental en Japón y Osaka ya empezó a teñirse de rojo y blanco. Bicicleta, propia y ajena, en el segundo día del Polaco suelto en Japón.

La primera bicicleta fue propia. Temprano en la mañana y antes de que llegue el plantel a Japón, agarramos las bicicletas con el chaqueño y nos fuimos a conocer el predio en el que River entrenará en su estadía en Osaka. En calles atestadas, fue el mejor atajo posible.

20 minutos de pedaleada fueron suficientes para atravesar la ciudad y llegar al futuro. Sí, canchas en perfecto estado, distintos tamaños y divisiones para preparar al máximo el duelo de semifinales. Ahí estarán Gallardo y compañía y nosotros nos adelantamos. Hablamos con los empleados del predio y los chicos de inferiores que se prestaron para las fotos y pidieron, ilusionados, una foto con la camiseta de River.

Después, la segunda bicicleteada. Un puñado de hinchas esperábamos a la llegada del plantel en el hotel Agora Regency. La llegada estaba prevista para las 17.30 y hacíamos guardia desde una hora antes. Pero el colectivo que trasladaba al plantel ingresó por una puerta trasera y esquivó a los presentes. Desde el núcleo del plantel dijeron que fue por una ordenanza de FIFA. Sin embargo, hubo olor a bicicleteada.

Ya con todos en Osaka, se espera que el grueso de los hinchas llegue a lo largo del fin de semana. Japón ya es de River y no sólo una bandera roja y blanca.