La sinceridad de Balanta

Tarde pero seguro, Eder se hizo cargo de su mal partido con Chapecoense y reconoció que no salió por una lesión. “Si seguía podía perjudicar más al equipo”.

Eder Alvarez Balanta no es jugador que esté acostumbrado a hablar con la prensa. Lo hace muy poco, aunque cuando se anima dice cosas con absoluta sinceridad. En este caso, aunque haya pasado mucho tiempo, reconoció que en la revancha por la Sudamericana por Chapecoense no salió por lesión como había trascendido en su momento.

“Uno siempre trata de tomar las decisiones más acertadas. Por ahí, la opinión de varias personas no era la más acertada tanto para mí como para el grupo. Estuve desconectado del partido. Sabía que si seguía en cancha podía perjudicar más al equipo”, dijo en ESPN radio.

Y siguió: “Al ver que las cosas no estaban saliendo de la mejor manera y no estar aportando, pensé que sería una buena opción dejar que otro entrara con las mismas y ganas y dejar que hiciera las cosas bien. Las cosas no las hago con mala intención ni para beneficiarme”.

Ilusionado con quedarse con el puesto de segundo central en el Mundial de Clubes, el colombiano reconoció que “hablé con Gallardo y entendió la posición que tuve. Siempre me demostró respaldo, tanto en la parte anímica como en el aprendizaje. Él quiere transmitir buena energía y dedicación”.