El plan para llegar bien a Japón

La eliminación en la Sudamericana aceleró los pasos de River, que antes de Oriente tenía previsto irse a Estados Unidos o Alemania. Finalmente, se queda en Argentina y viaja el domingo a Japón.

Los dirigentes de River, Gallardo y los jugadores confiaban en jugar la final de la Copa Sudamericana, lo cual también hubiera significado un “problema” pensando en el Mundial de Clubes.

El choque decisivo ante Independiente Santa Fe hubiera sido el 9 de diciembre, en Bogotá. De ahí, inmediatamente, todos se subirían a un avión para llegar a Japón dos días después, apenas cinco antes del debut en Osaka.

La caída contra Huracán modificó todo. Y todos planifican cómo llegar de la mejor manera a Japón. Estas semanas que vienen, entonces, resultarán importantes para recomponer al grupo fisica y futbolísticamente.

Había un plan. El próximo jueves o viernes, River iba a dejar la Argentina para marcharse a Houston o Los Angeles, donde trabajaría algunos días para luego sí volar a Japón. “Son ciudades donde hay buenos lugares y además desde allí se llega por vuelo directo a Tokio”, explicaban los dirigentes.

Otra alternativa que evaluaron era Alemania, ya que este plantel ya pasó por Frankfurt en agosto, antes y después de ganar la Suruga Bank.

Sin embargo, todo cambió. La idea de Gallardo ahora es quedarse en Buenos Aires hasta el domingo próximo y luego sí partir en busca del Mundial de Clubes.

Si bien la eliminación en la Copa caló hondo en el ánimo, por otro lado permitió tener más aire para llegar OK a la cita mundialista y no sufrir tanto con el cambio de huso horario.