Salvó la ropa

Rodrigo Mora metió dos goles (uno un golazo) y es el máximo artillero de River en el año.

Rodrigo Mora firmó la renovación por tres años hace pocas semanas y no se quiere ir. Mientras, lo justifica con goles. O golazos, como el primero que metió en el Ducó para el descuento. El derechazo se colgó en el ángulo izquierdo de Marcos Díaz, quien tampoco pudo hacer demasiado en el segundo grito, un toque a un costado, una definición con frialdad.

El uruguayo salvó la ropa dentro de una pobre actuación colectiva y, de yapa, se erigió como el máximo goleador del equipo. Lleva 14 festejos, superando por dos a su compatriota Carlos Sánchez, quien el año que viene jugará en Rayados.

¿El resto? Cavenaghi, ahora en Chipre, tiene 11, Teo Gutiérrez, actualmente en Sporting Lisboa, contabiliza ocho, y Alario, el mejor refuerzo, metió siete.