¿Conflicto en puerta?

River analiza demandar a Monterrey por haber negociado con Carlos Sánchez sin notificarlo. ¿Se viene un problema?

Si bien a Carlos Sánchez se le vence el contrato el 31 de diciembre y queda libre, aún es futbolista de River y de acuerdo al artículo 18.3 del reglamento FIFA un club no puede negociar con un futbolista sin notificar a la institución que sea dueña de su ficha.

En ese contexto, en River analizan demandar a Monterrey por haber firmado un precontrato con el uruguayo sin avisar por Núñez.

Es más: los mexicanos dan por hecho que Sánchez será Rayado luego del Mundial de Clubes.

Vale aclarar que esta posible queja sólo contempla sanciones económicas y no inválida el contrato. River quiere, de última, sacar una tajada económica, un resarcimiento por quedarse sin una pieza clave que además no le reportaría grandes dividendos desde lo económico.

Más allá de esta situación, D’Onofrio y compañía quieren hablar con Carlos a su regreso de Uruguay (juega mañana con Chile por las Eliminatorias) para revertir la situación.

“Me dijo que se quedaba y me dio un abrazo”, contó hace unos días el presidente. ¿Ahora podrá convencerlo para que se quede?