Puntajes vs. Huracán: Poco y nada

Por rendimiento individual y desatenciones colectivas, River sufrió en el Monumental contra Huracán. En ese contexto, con muy poco, Sánchez fue el mejor de la Banda.

Marcelo Barovero (4): La carambola en Espinoza lo agarró mal parado. En el resto del partido no le tocó intervenir. Los goles que no convirtió Huracán fueron por errores propios y no por las manos salvadoras de Trapito.

Gabriel Mercado (4): En el mano a mano, ganó y perdió. Trepó por el andaribel derecho en la primera mitad sin posición de relevancia en ataque. En el complemento, con Huracán replegado, casi no vio acción.
Jonatan Maidana (4): Partido difícil para el central de River que le tocó bailar con la más feas y perdió más de lo que ganó.
Emanuel Mammana (4): Al igual que su compañero de zaga, perdió mucho por arriba y se complicó a espaldas.
Milton Casco (3): Errores en todas las facetas del juego, empezando por el rechazo con pierna cambiada que derivó en el gol de Huracán. Sí, hay mucho de casualidad pero si hubiese rechazado para el lado que correspondía eso no era gol. Además, erró cada vez que intervino en ataque y Espinoza hizo lo que quiso por su sector.

Carlos Sánchez (5): No hubo milagro esta noche. El uruguayo, habitual salvador de River, no frotó la lámpara. Y, como corolario de una noche mala, cada vez que intentó jugar no encontró con quién hacerlo. Por eso, con casi nada, fue el mejor por al menos intentarlo.
Matías Kranevitter (4): Bien desde la tenencia, flojo para la contención. Con el rival volcado en contra ataque, le miró los números en el retroceso a sus rivales.
Sebastián Driussi (3): Impreciso, desordenado y sin peso ofensivo. No intervino con peligro en ataque y se complicó en el retroceso.

Gonzalo Martínez (3): Se electriza cada vez que agarra la pelota y eso lo hace cometer más errores que aciertos. Para colmo de males, lo nubla a la hora de asociarse con un compañero.

Rodrigo Mora (4): Apático, estuvo lejos de la pelota y cuando se acercó no hizo daño. Se fue reemplazado y no hubo reproches, su partido no fue bueno.
Lucas Alario (5): Intentó, forzó por arriba pero la pelota nunca le llegó limpia como para desnivelar en ataque. Cumplió hasta donde pudo.

Luis González (5): Ingresó para darle juego a un equipo anémico y logró aportar desde el pase preciso y punzante en los últimos metros. El equipo no lo acompañó.
Tabaré Viudez (4,5): Entró errático, se fue acomodando con el correr de los minutos y pero cayó en la intrascendencia rápidamente. Sobre el final tuvo una pero no la pudo concretar y el partido ya no tenía sentido.
Javier Saviola (4,5): La ilusión es que todo esto que está errando sea festejo en Japón. Mal partido, errático y, de nuevo, desperdició un gol hecho.

Imagen: Nicolás Aboaf.