Con demora, River llegó a Brasil

El viaje para jugar con Chapecoense tuvo un contratiempo: el plantel estuvo varado por las fuertes lluvias en el aeropuerto de Florianópolis.

Como el aeropuerto de Chapecó no puede hacer trámites migratorios, River decidió bajar en Florianópolis y alojarse a 50 kilómetros del estadio donde definirá el pasaje a las semifinales de la Sudamericana.

Pero la historia no arrancó sencilla en Brasil, porque si bien se contrató un charter para no hacer muchas escalas, las inclemencias del tiempo pudieron más. Un fuerte temporal en la ciudad balnearia obligó a frenar la nave y el plantel quedó varado un largo rato.

Un contratiempo inesperado, ya que tardaron por lo menos una hora y media más de lo previsto en tocar suelo brasileño.

Una situación que fastidió a Gallardo y su tropa, aunque la foto de la nota, extraída de la cuenta de Twitter de Rodrigo Mora, diga todo lo contrario.