Viaja ¿y juega?

Lucas Alario, de larga recuperación tras su lesión en Ecuador ante Liga de Quito, irá a la revancha contra Chapecoense, aunque no está definido que participe del partido.

Mejora día a día a través del trabajo con los kinesiólogos. No está 10 puntos de la luxación del hombro derecho, pero por ahora zafó del quirófano y quiere volver a las canchas. Porque se muere de ganas de jugar y porque River lo necesita. Sí, y eso que el equipo de Gallardo metió tres goles sin el ex Colón frente a Chapecoense.

Por eso el Muñeco decidió que Lucas Alario viaje a Brasil el lunes a la tarde para jugar la revancha por los cuartos de final de la Sudamericana el miércoles por la noche.

¿Juega? Ni. Dependerá de su evolución. El dolor y las molestias mermaron, pero continúan. Además todos saben que es un riesgo exponerlo. Y River descansa en la ventaja que logró en la ida.