Zafó Lucas

Alario, con una luxación en el hombro, no será operado ahora. De acuerdo a su evolución, atada a un tratamiento, llegaría a los partidos finales de la Sudamericana y el Mundial de Clubes.

“Luxación anterior de hombro derecho”.

El parte médico oficial no dice nada nuevo, sólo la confirmación del diagnóstico de Lucas Alario, quien sufrió esta lesión en Quito, aunque ya sabía lo que es lesionarse esa zona. En 2013 fue operado del otro hombro y volvió a los dos meses y medio. ¿Y ahora se repite la historia? No.

El cuerpo médico de River, tras los estudios médicos, decidió no intervenir ya al delantero. La idea es que mediante un tratamiento kinésico recupere estabilidad en la zona. Mientras tanto, no podrá jugar. Sólo lo hará en los partidos finales de la Sudamericana si el equipo de Gallardo lograr arribar a esas instancias. Y dará el presente en el Mundial de Clubes.

¿Qué puede complicar el panorama pensando en Japón? Que sufra una nueva luxación en los partidos coperos. Evidentemente, es un riesgo. Pero todos lo quieren correr. El primero es el futbolista. Luego está Gallardo, que encontró una solución en Alario y al que ahora no le sobran opciones adelante. Y sobre todo está el aval de los facultativos.

Mucho trabajo para Jorge Bombichino y el cuerpo de kinesiólogos para lo que viene. Y mucha paciencia del mundo River rezando para que lo de Lucas no se agrave.