Puntajes vs. Liga de Quito: Tres no son multitud

En un partido en el que talló más la entrega que otra cosa, River hizo pie en la altura de Quito y pasó más allá del sufrimiento. Maidana, Sánchez y Kranevitter fueron los puntos más altos. ¿Coincidís? ¿Para vos quién fue el mejor?

+ ESTE EQUIPO NO SE RELAJA
+ SUFRIÓ Y PASÓ
Marcelo Barovero (6): La figura del primer tiempo, llevó dudas en el complemento y tuvo un error grave en el gol. Por el resto, actuación sobresaliente para evitar goles que podrían haber inclinado la balanza bien temprano y mostrar otro tipo de partido.

Gabriel Mercado (6): Toda la banda en el ida y vuelta. Gran primer tiempo, tándem ofensivo con Sánchez hasta que le dio la nafta. En el complemento se replegó junto al resto del equipo y cerró el lateral.
Jonatan Maidana (7): Está en todas. Se tira a barrer y salvar a un compañero de un mal cruce, tapa los embates por su frente y saca todo por arriba y por abajo. Una fiera, la figura.
Eder Alvarez Balanta (6): Un tanto dubitativo en la entrega, complementó con buenas intervenciones por arriba, alejando el peligro en todas menos en la del gol.
Milton Casco (5): Todavía le falta. Timidez en la proyección que deriva en errores infantiles, algunas deficiencias para cubrir a espaldas cuando va.

Carlos Sánchez (7): Otro que es todo terreno, 4×4. Se proyecta cuando es ‘8’ para ser el que más peligro ocasiona de cara al arco rival. Pero cuando tiene que volver, es el primero en recuperar y salir con pelota al piso. Como ‘5’, pegadito a Kranevitter para pensar y ejecutar en momentos calientes.
Matías Kraneviter (7): El medicampo es suyo. Si pudo ‘sacar’ a Ponzio, una de las figuras de River, cómo no va a sacar a los rivales. Sí, los saca de juego y del juego. Corte rápido, entrega precisa, contención permanente. Crack que se agranda en las difíciles.
Nicolás Bertolo (6): Buen partido del ex Banfield, fue el receptor de todas las patadas de Liga en la primera mitad. Encarador, solidario para la marca y siempre desequilibrante. Se quedó sin energías en el complemento y fue reemplazado después del gol.

Leonardo Pisculichi (6): Empezó bien pero nunca reguló. Fue de los mejores mientras tuvo nafta. Corrió a los pies de los rivales para que no salieran cómodos, se replegó a recuperar la pelota y nunca resignó la capacidad de juego que lo caracteriza y que es un plus para la elaboración del equipo. Logicamente, salió fusilado antes de que se cumplieran los 15 del complemento.

Rodrigo Mora (6): Cuando el equipo tiene poco la pelota, él es referencia obligada para entender que se puede igual. Es que, se pelea con los rivales, empuja, pelea y gana siempre. Y, como si no alcanzara con eso, pivotea y aguanta hasta tener con quien jugar. Sacrificio que vale a pesar de que no haya sido efectivo de cara al gol.
Lucas Alario (6): Otro que fue puro sacrificio. Cuando River atacaba con frescura, estuvo para pivotear y generar riesgo para sí y para sus compañeros. Cuando se dividió en dos equipos, fue el faro en la mitad de cancha rival para pensar que era posible convertir.

Camilo Mayada (6): Entró bien, fresco y con iniciativa de ataque. El correr de los minutos le indicó que era un partido más para aguantar que para salir a comerse a los defensores y, por eso, sumó desde la defensa.
Gonzalo Martínez (5): Pocos minutos para una evaluación terminante. Generó más faltas que situaciones de peligro. En un partido como el de hoy, trato hecho.

Foto: Gentileza Olé.