Puntajes vs. Liga: Goles son amores

En un partido que River manejó caminando, Mora y Alario se pelearon por ser la figura de un equipo que necesitaba goles y encontró dos gracias a sus movimientos para el triunfo por 2 a 0 ante Liga de Quito.

Marcelo Barovero (7): Lo exigieron una sola vez en toda la noche y respondió sin mayores problemas. Después, fue un espectador de lujo de una victoria que pudo ser más abultada que el 2 a 0 con el que terminó.

Gabriel Mercado (6): Inteligente para ser siempre opción en ofensiva sin perder jamás la espalda en el regreso a la última línea. Cortó alto, se sumó al juego y terminó un buen partido.
Jonatan Maidana (7): Es el que ordena siempre, el que le da la seguridad al resto. Después de un par de partidos afuera, volvió a la zaga y con él la victoria. Clave desde el mando más que desde el juego ya que casi no lo atacaron.
Eder Alvarez Balanta (6): Otro buen partido del colombiano que empieza a justificar el hecho de hablar de una recuperación. Firme en defensa, claro en la salida, inteligente para cortar alto. Buen partido.
Milton Casco (5): Sumado 100% al ataque, debe juzgarse el rendimiento desde lo que aportó en esa zona y, como pasó en todos los partidos que jugó con la Banda, todavía le cuesta entrar en el circuito de juego. Errores en la entrega que tiraron por la borda jugadas que parecían gol cantado.

Carlos Sánchez (6): Lejos del nivel de excelencia que se le conoce, aporta en cada jugada que interviene. Recostado por el sector derecho del mediocampo, llegó con peligro al área rival y se combinó con los de arriba para obligar a una endeble última línea ecuatoriana.
Matías Kranevitter (7): Un León en el medio que quitó todo, que defendió su área y la de sus compañeros como propia y que no dejó pensar a los rivales. Algunas imprecisiones en la entrega relativizaron una actuación magnífica.
Nicolás Bertolo (5): Después de un buen primer tiempo en el que se participó de la triangulación del juego y apoyó a los de atrás en la marca, se pinchó y dejó de pisar con fuerza en el área de Liga. Se fue reemplazado con muestras de cansancio.

Leonardo Pisculichi (6): Importante en el primer tiempo, fue el encargado de que River jugara, obligara y no dejara actuar al rival. En el complemento aflojó, quizás por cansancio, y repercutió en la actuación del equipo.

Rodrigo Mora (7): Un gol para encaminar una serie que no tenía destino cierto hasta que él inclinó la balanza definitivamente. Movedizo, un tanto errático en la puntada final, Mora fue un dolor de cabeza para los ecuatorianos.
Lucas Alario (7): Todo terreno. No sólo mete goles importantes como el que hoy abrió la serie ante Liga, sino que pivotea, busca compañía y toca con criterio y efectividad para sus dos perfiles. El manual de ‘9’ lo sabe de memoria y da cátedra en la materia a pesar de sus escasos 22 años.

Gonzalo Martínez (5,5): Entró bien, con velocidad y criterio para la entrega, algo que suele no acompañarlo. Enchufó a un equipo que empezaba a entrar en la pendiente del declive.

Tabaré Viudez y Camilo Mayada jugaron menos de 25 minutos y no calificaron.