Puntajes vs. Lanús: Uno que encendió a todos

River tuvo campo y pelota a su favor pero no pudo unir las partes hasta que no entró Rodrigo Mora. El uruguayo encendió al equipo, marcó el empate y estuvo cerca de empujarlo a la victoria. Por eso, fue la figura de la igualdad 1 a 1 ante Lanús.

+ ADIÓS TORNEO
+ LOS DATOS DEL EMPATE

Marcelo Barovero (5): Gran tapada en el inicio del partido. Sin embargo, y a pesar del duro remate de Aguirre, tiene cierta responsabilidad en el gol de Lanús. En el segundo tiempo no le legaron.

Gabriel Mercado (5): Ganó y perdió por el andarivel derecho. Poco desborde, contenido por los ataques de Acosta, fue reemplazado en el entretiempo con el objetivo de ganar peso en campo rival.
Emanuel Mammana (6): Bien por arriba, inteligente para cortar por abajo y criterioso para saber cuándo salir tocando y cuando revolear. Un valor alto en la última línea Millonaria. ¿Seguirá cuando vuelva Maidana?
Eder Alvarez Balanta (6): De menor a mayor. Empezó con las dudas de los últimos partidos, se afianzó a fuerza de entregas precisas y terminó de soltarse tras la primera ovación de la hinchada. El mejor partido desde que saltó al equipo titular.
Milton Casco (5): No termina de engancharse. Alterna algunas buenas intervenciones con errores graves en el retroceso y en la entrega. Apenas tiene dos partidos con la Banda, habrá que darle tiempo ya que le sobran credenciales.

Carlos Sánchez (5): Partido con altibajos para el uruguayo que empezó desconectado, que se enchufó sobre el final del primer tiempo y se destacó en el inicio del complemento gracias al desgaste para hacer todo el carril, pero que terminó cayendo en la intrascendencia en el último cuarto de hora.
Matías Kranevitter (6): Una fiera. Solito se bancó un mediocampo combativo para dar soluciones simples pero siempre efectivas. Distribución sin errores, defensa alta y siempre a tiempo, un pilar en el mediocampo.
Nicolás Bertolo (4): No se le da a Bertolo. Intenta, la pide, busca por los dos carriles, pero termina merodeando en la intrascendencia. Tuvo la chance de ganarse el lugar pero la dejó pasar con un partido para el olvido en el que corrió más de lo que se asoció.

Leonardo Pisculichi (6): Pinceladas de crack, inteligente para saber cuándo y dónde tocar y ubicarse. Abrió para que juegue el resto, fue punzante buscando la definición de un compañero y soltó tiro libres como dagas. De ahí vino el gol de River. Se ganó el crédito para la recuperación.

Tabaré Viudez (4): Totalmente a destiempo de lo que pedía el equipo, el momento y el partido. Errático, lejos de tener situaciones de gol, no fue el complemento que Gallardo pensó para Lucas Alario.
Lucas Alario (5,5): Es un laburante del área y, como tal, cuando no lo asisten reduce su capacidad goleadora. Intentó, peleó por arriba y por abajo, pivoteó siempre con criterio y prestancia, pero nunca le volvió redonda la pelota y así se alejó del grito sagrado.

Camilo Mayada (5): Aportes interesantes de mitad de cancha para adelante. Todavía le cuesta en el retroceso, no siente la marca y se nota.
Rodrigo Mora (7): Entró para hacer un shock en un River dormido y lo consiguió. Carrera con desequilibrio, visión panorámica para asociarse y distribuir y un gol clave que pudo empujar al equipo a la victoria y que por detalles no se consiguió. Enchufó al equipo y por eso fue la figura de un River que sólo tuvo luces cuando él estuvo adentro.
Gonzalo Martínez no calificó.
Imagen: Nicolás Aboaf.