El de la noche del gas pimienta

Darío Herrera dirigirá el Superclásico luego de no haber podido completar el River-Boca de la Libertadores.

Darío Herrera estaba dirigiendo muy bien el 14 de mayo, en la Bombonera, hasta que el Panadero decidió cortar el partido. Apenas se jugaron 45 minutos por aquella revancha de los octavos de final de la Libertadores, pero ahora el árbitro tendrá revancha.

AFA hizo el sorteo de jueces para la fecha de los clásicos y el hombre de 30 años salió favorecido por encima de Fernando Rapallini para impartir justicia el próximo domingo en el Monumental. Así dirigirá su segundo River-Boca.

Con Herrera, River jugó 7 veces: ganó tres, empató tres y perdió una.