Puntajes vs. Nueva Chicago: Tiene un 10, señor

River pegó en los momentos justos y, para conseguirlo, tuvo un pegador con exclusividad: Lucas Alario. El ex Colón metió un triplete, se llevó la pelota y un 10 a su casa. ¿A vos quién te gustó?

Marcelo Barovero (6): En el comienzo del partido, cuando Chicago presionaba sobre el arco de River, apareció para llevar tranquilidad y, con la complicidad de los palos, mantener el arco en cero. No tuvo responsabilidad en el gol del local.

Gabriel Mercado (5): Correcto en el mano a mano, alternó buenas y malas pero siempre fue una referencia para vehiculzar el juego por el sector derecho y cerrar la vía ofensiva del rival.
Jonatan Maidana (5): El gol en contra fue la foto de una tarde con dificultades para uno de los más regulares de River. Le ganaron todas por arriba y dio ventajas en la marca por abajo.
Guido Rodríguez (5): Levantó como volante central. Cuando estuvo en la cueva, dio ventajas por arriba y se complicó con la salida por abajo.
Leandro Vega (5): Alternó aciertos con desaciertos. Bien en la marca, su fuerte. No se proyectó y es lógico, no siente la posición de lateral por la izquierda.

Luis González (5,5): Presencia ofensiva y pase claro durante todo el partido. Abrió la cancha, generó para sus compañeros y buscó siempre el hueco en la última línea rival para desnivelar.
Leonardo Ponzio (4): Evidenció sus dificultades en la entrega con faltas infantiles. Salió en el entretiempo y fue una señal. Si seguía en cancha, se perdía el Superclásico.
Gonzalo Martínez (6): No se termina de enganchar pero cuando lo hace es determinante como lo hizo en un puñado de momentos ante Chicago. Partícipe necesario en el segundo y en el cuarto gol. ¿Titular ante Boca?

Leonardo Pisculichi (6): Alternó buenas y malas. Mostró su clase en el primer tiempo con pases precisos, participación continua y cercanía con los de arriba. Se desinfló en el complemento y se fue reemplazado por una molestia física.

Javier Saviola (7): De a poco, Conejo. Le falta el gol pero está cada vez más participativo. Asistió a Alario para el primero, se asoció con el ex Colón y con los medios, bajó a recuperar y sólo le faltó marcar. Tuvo su chance y la desperdició. ¿Se le abrirá el arco ante Boca?
Lucas Alario (10): Hizo todo bien. Más allá de los tres goles, uno mejor que el otro, cada intervención en el partido fue determinante. Pivoteó con inteligencia, se movió a los espacios vacíos y no fue egoísta para juntarse con sus compañeros. Partidazo y se llevó la pelota a casa.

Emanuel Mammana (5): Bien por abajo, flojo en el juego aéreo. Entró para equilibrar ese aspecto y River sufrió mientras hubo partido. Con el tercero de Alario, se cerró la defensa por la falta de ataque del local.

Augusto Solari y Sebastián Driussi jugaron menos de 20 minutos y no calificaron.

Imagen: Nicolás Aboaf.