Con la bendición del Papa

 

D’Onofrio y Patanian estuvieron con Francisco y le regalaron una camiseta de River firmada por el plantel.

Se sabe: el Papa Francisco es fanático de San Lorenzo. Pero también es un devoto del fútbol y por eso recibe a todos los deportistas/dirigentes que pasen por el Vaticano. Ahora fue el turno de Rodolfo D’Onofrio y Matías Patanian, presidente y vicepresidente segundo de River respectivamente.

En Roma, los dirigentes fueron hasta la Santa Sede, conversaron un rato con el otrora cardenal Bergoglio y le dejaron de regalo una camiseta de River firmada por el plantel campeón de América.

“Es una emoción poderlo saludar. Hablamos de que el fútbol sea un canal de la paz y de amor y no relacionado con la violencia. River está muy comprometido con eso”, contó D’Onofrio en La Red.