“Siempre pensé cómo le podía ganar al Barcelona y ahora lo pienso más”

Gallardo avisa que no se baja de la pelea por el torneo, pero es imposible esquivar el partido que ilusiona a todo River.

Marcelo Gallardo es un “enfermo” del fútbol, aunque le cuesta disfrutar. Uno de los pocos equipos que en los últimos tiempos le han provocado un goce especial es el Barcelona. “A mi me gusta mucho, pero ahora lo miro con otros ojos. Siempre pensé cómo se le podía ganar y ahora lo pienso más”.

Sí, aunque avise que del torneo local no se baja, el Muñeco ya estudia cómo controlar a Messi y cómo dañar a Bravo o Ter Stegen. En parte, aunque falten tres meses y medio para la hipotética final del Mundial de Clubes, el DT analiza a fondo lo que puede pasar. “En mi corta experiencia como entrenador puedo decir que hay que tratar de errar poco. Mi gran desafío es seguir exigiéndome equivocándome lo menos posible. Y la satisfacción más grande es que los jugadores interpreten lo que se pide”, agrega en Jogo Abierto.

Por estas horas reinventa a su River, tarea nada fácil después de haber ganado la Libertadores: “Tuvimos que cambiar muchos jugadores en plena Copa y hay que estar preparados”. Se ilusiona con la llegada de Milton Casco: “Fue el único jugador que pedí. Está entusiasmado con venir”. También elogia a algunos de los que tiene: “Tuvimos presencia copera con la inclusión de Ponzio en el equipo. Alario era un jugador que veníamos mirando, conocíamos su personalidad y la demostró enseguida. No era fácil ponerse la camiseta de River en una semifinal de Copa y mostró su potencial”.

Insiste con pelear el campeonato: “Nos cayó mal perder muchos puntos en los últimos partidos. Igual no nos vamos a bajar. Tenemos un partido menos y recibimos al puntero en nuestra cancha. Nuestra idea es llegar al partido con Boca lo mejor posible y tratar de descontarles ahí”.

Y habla de sus rivales: “No hay un equipo que marque la diferencia, el más fluido es San Lorenzo y Boca por momentos. Boca jugaba mejor el año pasado que éste. ¿Tevez? Es un jugador de primer nivel. Todavía no desarrolló todo su potencial. Le da prestigio al fútbol argentino y eso es bienvenido”.