“No había nada que me impidiera seguir”

Gallardo firmó la renovación de contrato por dos años, se mostró feliz y fijó los nuevos objetivos de su River. El DT del campeón de América va por más.

En el Auditorio del Monumental hay sonrisas. A pocos metros, en las oficinas del primer piso, Marcelo Gallardo acaba de ratificar con su firma lo que era un secreto a voces. Estiró el vínculo con River por dos años. Hasta el final del mandato de Rodolfo D’Onofrio, como quería el presidente.

Aunque nadie en Núñez se anime a confirmar que esto se respete, ya que una oferta buena del exterior puede ser motivos para que el Muñeco emigre. No hay cláusulas, sí un pacto tácito para que el técnico tenga las puertas abiertas ante un llamado desde afuera.

D’Onofrio y Gallardo están juntos ante una multitud de periodistas y el foco del ex 10 se centraliza en los nuevos objetivos. Y eso que viene dulce con cuatro títulos internacionales en 8 meses.

“Me encuentro feliz. No había nada que me impidiera seguir en este club desde lo profesional y más desde lo afectivo. Eso es muy importante para mí. Seguimos juntos en este camino. Es corroborar todo desde el trabajo y seguir creyendo en un proyecto. Es un honor y una responsabilidad. River me ha dado todo”, arranca.

Y sigue: “Prolongar el contrato siginifca estar alineados en lo deportivo y, si es posible, mejorar lo que hicimos, lo cual implica un desafío mayor. No es fácil repetir o igualar lo que hicimos en un año. El no conformarse hace que tengamos la posibilidad de deguir creciendo”.

Gallardo contó que “antes de llegar, Rodolfo me dijo que su objetivo era que me quedara hasta el final de su mandato. lo valoré mucho. Y eso es algo que va más allá de los reusltados, aunque sé que estos mandan en el fútbol. Pero no es común que suceda lo que me pidió cuando esto comenzó. Y yo me siento involucrado, sólo que ahora ratifico lo que se venía hablando hace meses con una firma. Con la enorme competencia que teníamos encima, lo mejor era esperar un tiempo para firmar”.

El Muñeco va por más. Como dijo apenas levantó la Libertadores.
“Fue un año y unos meses de emociones muy fuertes y escuché varias veces “¿y ahora qué? Hay mucho por hacer. Hay que renovarse, es lo que debemos hacer después de un éxito deportivo. A veces esto trae relax y existe un vacío que queda después de un logro. Estoy convendido que tenemos que encarar esos objetivos, como el Mundial de Clubes, la Sudameircana, el torneo local hasta que nos den las matermáticas… Podemos seguir jugando mejor. Y después se verá el año que viene”.

Se verá. Con Gallardo todo es posible…

Imagen: Diego Haliasz / Prensa River