Puntajes vs. Estudiantes: Dos realidades

River fue uno antes del gol de Cerutti y otro totalmente distinto a partir del empate. En ese contexto, Matías Kranevitter fue el mejor de una estructura nueva que habrá que trabajar para la reinvención de este equipo acostumbrado a ganar todo.

+ LOS DATOS DE LA CAÍDA
+ A REESTRUCTURARSE

Marcelo Barovero (5): No pudo hacer nada en los goles de Estudiantes. Resolvió con seguridad en las pelotas aéreas y se adelantó para sumarse al juego.

Camilo Mayada (5): Alternó buenas intervenciones en defensa con ciertos desacoples en defensa. A favor suyo, resolvió sus participaciones con más equilibrio que de costumbre.
Jonatan Maidana (5): Se lo vio incómodo al guerrero de la última línea. Quizás haya sido el cambio de dupla. Lo cierto es que dudó en más de una oportunidad y debería haberse ido expulsado.
Eder Alvarez Balanta (4): Era su posibilidad de dejar en claro que no había que traer a nadie, que la presencia de Ramiro era injusta y que él era merecedor del lugar. Terminado el partido, muchos empiezan a pensar en sumar un refuerzo para ocupar el espacio que dejó el Mellizo. Inseguro y lento, quedó en la foto de los dos goles.leo
Leonel Vangioni (5): Después de una buena primera mitad, se desacomodó en el complemento y sufrió en defensa sin poder intercambiar en el mano a mano para el ataque.

Gonzalo Martínez (4,5): Cuando se excede en confianza suele arruinar todo lo bueno que genera. Empezó para comerse la cancha y se fue apagando en la medida en que intentó más el lucimiento personal que el juego en equipo. Erró un gol que podría haber sentenciado la historia y se fue reemplazado.
Matías Kranevitter (5): Con poco, fue el mejor de la cancha. Quite en todo el mediocampo, pase preciso y determinante de mitad hacia adelante. El más regular de todos.
Luis González (5): Golazo para reencontrarse con las redes después de 10 años sin gritos con la banda. Gran primer tiempo, con asociación y peso ofensivo, se apagó después del gol de Cerutti y fue reemplazado.
Sebastián Driussi (4): Contenido en la marca, no cumplió ni la función de ataque -donde se siente más cómodo-, ni cerró el sector izquierdo de la defensa Millonaria. Poco peso y apariciones aisladas.

Lucas Alario (4,5): Mucha pelea para bancarse el área en soledad. Pivoteó, buscó el suyo y el de sus compañeros, le cedió un gol hecho al Pity y se fue expulsado por un exceso de vehemencia y un error del árbitro. Se perderá el partido ante Huracán.
Tabaré Viudez (5): Asociación constante, siempre en la búsqueda de un compañero, no terminó de cambiar la variable. Sin embargo, la pidió siempre y mostró destellos de lo evidenciado en Paraguay ante Guaraní.

Imagen: Nicolás Aboaf.