“La idea de la renovación está”

Ya está en la historia grande del club. Por rendimiento, por la importancia en sus goles y porque los números, fríos pero explicativos, ahí lo depositaron al ser el máximo anotador en finales internacionales. En diálogo con Olé, Carlos Sánchez explicó que sus metas en River no se acabaron: “La idea es volver a Japón y ganar otra vez”, sentenció. ¿Continuará después de eso?

+ DESDE LA DIRIGENCIA CONFÍAN EN QUE SEGUIRÁ
+ GALLARDO Y UNA DEFINICIÓN SOBRE SU FUTURO

En medio de la discusión por la extensión de su contrato, Sánchez se desmarca y habla de fútbol y de la gloria de este River. En definitivas, es su área de confort y sabiduría. Se ganó el derecho a sacar a relucir las banderas que levantó desde su llegada y larga peregrinación.

“La renovación es una idea que está, que tenemos que hablar pero con tranquilidad. Falta mucho…”, ponderó el uruguayo que en diciembre terminará su contrato y es buscado desde Brasil y Europa.

Rápidamente, como en la cancha, de área a área, cambió el ángulo del diálogo. “Para diciembre falta mucho y en River tenés que pelear por todo. Pero obviamente que la idea es volver a Japón para ganar otra vez”, expresó. Y contó lo que les dijo Marcelo Gallardo antes de la final ante Tigres. “Nos había mostrado la historia del club, los equipos que estaban y nos dijo que ahí había un lugarcito para nosotros. Y nosotros salimos a jugar con mucha motivación y la confianza de siempre. En ningún momento sentimos que se nos podía escapar”, explicó.

En cuanto a sus goles en la Libertadores, cuatro y todos importantes, ponderó el que le convirtió a Boca por los octavos de final. “Por cómo se dio y porque gracias a eso pudimos ganar y pasar de fase fue el que más me marcó”, detalló. Y agregó: “Ese partido nos dio confianza, pero nunca nos creímos más que nadie y tampoco menos. Me parece que el partido más importante para nosotros fue contra Cruzeiro en Brasil, porque con un gol abajo creímos en lo que estábamos haciendo y así salió: hicimos un partido redondo”.

Más declaraciones:

Muchos nos dieron por muertos pero el equipo salió a flote en todas las adversidades, siempre fue al frente y gracias a eso hoy estamos todos felices. Fue un premio al esfuerzo.

Somos un equipo luchador, que tiene hambre. Más allá de que siempre intentamos jugar bien y no reventar nunca una pelota, este logro más que por otra cosa es merecido por la lucha y porque nunca bajamos los brazos.

Salvo con Cruzeiro, que jugamos un partido bárbaro, hubo más mentalidad que juego, porque las finales se juegan así. No siempre se puede jugar como uno quiere sino que hay que adaptarse, aunque nosotros nunca renunciamos a nuestra idea. Por eso creo que estos logros son merecidos.

En lo personal es importantísimo marcar en las finales y que sirvan para ganar un título. Es algo que me llena de felicidad. Pero el hombre de los goles importantes en la Copa más importante fue Alario, eh.

Gallardo tiene que ver mucho con mi presente porque me abrió las puertas para volver a River y me dio confianza. Me mostró vídeos de lo que era y de lo que pretendía de mí, y así me hizo progresar en mi juego.

Levantar la Libertadores me va a quedar para siempre en la retina. Fue un momento único.