Puntajes vs. Tigres: Gracias totales

¿Qué más se le puede pedir a este grupo de jugadores? Titulares, suplentes, todos por igual para cumplir el sueño de todo hincha. River es campeón de América, reforzó su liderazgo sobre el continente y eso le da un 10 a todos.

Marcelo Barovero (10): Apareció en las difíciles, como siempre. Le llegan poco pero cuando tiene que intervenir, brinda certezas y seguridad. Hoy no fue la excepción y levantó otra copa más.

Camilo Mayada (10): Tanto se le pide al uruguayo. Serenidad para ir en ataque, soltura para tocar y pasar, inteligencia y practicidad para defender, ubicuidad para relevar. Hoy hizo todo a la perfección, anuló a Aquino y preocupó a la última línea rival.
Jonatan Maidana (10): Fue una de las figuras de la copa. Desde los duelos con Boca, al gol en Belo Horizonte y el mejor hasta hoy. Firme en defensa, anuló a Gignac y asustó a los demás. Figura inconmensurable en esta conquista.
Ramiro Funes Mori (10): Hace todo bien el Mellizo. Sí, deberá calmar esa vertiginosidad que le cuestan amonestaciones. Pero, en su función defensiva, es impecable. Estampa de crack en el fondo, velocidad para cortar en los dos costados y, como si fuera poco, convierte. Su gol ante Tigres quedará en la historia grande del más grande.
Leonel Vangioni (10): Y una noche, volvió con todo. Tuvo altibajos en el rendimiento, cuando iba bien en ataque hacía agua en defensa y viceversa. Hoy fue artífice fundamental en la apertura del marcador y luchó toda la noche ante un imparable Damm que, de no ser por el santafecino, nos ganaba el partido.

Carlos Sánchez (10): Goles con Boca, Cruzeiro y Tigres. ¿Raro? No, costumbre. El uruguayo está por toda la cancha y también por todas las redes donde hay un duelo clave. Hoy no faltó a esa sana tradición que lo erige en ídolo de grandes y chicos.
Leonardo Ponzio (10): Todo lo que tuvo que sufrir, todo el sacrificio, tuvo su premio. Ponzio es eje fundamental en el mediocampo. Desde ahí arranca el fútbol de River y también es ahí donde terminan las intenciones del rival. Un león con todas las letras que festeja a lo grande, como se merece.
Matías Kranevitter (10): Cada partido que pasa es un festejo. Es que, por prestación y edad, es increíble que Kranevitter siga en River. Corta, reparte, cubre, acerca las partes, es siempre figura. Aprovechemos, le queda poco con la banda y, mientras esté, será figura.
Nicolás Bertolo (10): En su primer partido grande con la Banda, debía rendir y recibirse de jugador que merece vestir estos colores. Intentó en el primer tiempo, obligó en el segundo y recibió el título de riverplatense. Aplausos para el refuerzo fetiche del técnico que empieza a pagar la confianza depositada en él.

Lucas Alario (10): Esperamos 19 años, Lucas. Y te juramos, por más que sea un sincericidio, que no lo soñamos con un gol tuyo. Caíste del cielo, la rompiste en los cuatro partidos que jugaste, metiste los goles más importantes del club desde que llegaste y eso te diploma para llevar la ‘9’ por largo rato.
Fernando Cavenaghi (10): Es imposible hablar sobre él. Cualquier palabra le queda chica al capitán, goleador y referente de este River y de todos los River que vengan. Se metió en la historia grande del club y las gracias son eternas. Hasta luego, Fer. Muchas gracias.

Imagen: Nicolás Aboaf.