“Ojalá me toque jugar de entrada”

Nicolás Bertolo se ilusiona con ir de movida contra Tigres. Igual, dice: “No es bueno cuando te toca entrar por un compañero lesionado”.

Nicolás Bertolo está a 90 minutos de un récord (que lo compartiría con Jonatan Maidana): ganar la Libertadores con River y Boca (en 2007). Para eso hay que ganarle a Tigres. En tiempo regular, en el alargue o en los penales, pero el objetivo máximo es alzar la Copa.

Y el ex Banfield se ilusiona con ir de movida ante la posible baja de Tabaré Viudez. Porque fue a él a quien recurrió Gallardo en el segundo tiempo en Monterrey cuando el uruguayo evidenció su distensión en el isquiotibial derecho. “No es bueno cuando te toca entrar por la lesión de un compañero, pero uno tiene que estar preparado para jugar siempre. Ahora, si me toca estar de entrada, bienvenido será”, afirma.

Por último, analizó lo que pasó en México y cómo imagina el desquite en Núñez: “El 0 a 0 fue positivo por toda la adversidad que se presentó. Nos metimos un poco atrás, pero el partido estaba controlado. En la revancha no nos tenemos que desesperar. Este equipo superó situaciones difíciles”.