“Está todo muy abierto”

Barovero confía en River, pero no subestima a Tigres. “El primer partido fue parejo, nos conocemos mucho”, dijo. 

En River reina el optimismo y la fe para quedarse con la Libertadores. Confían en el poderío futbolístico y en el plus que significa definir la Copa en el Monumental con el respaldo de más de 62 mil almas. Y Marcelo Barovero levanta esa bandera.

“La revancha no será fácil, pero estamos cerca. Todo está muy abierto, faltan 90 minutos. Tenemos que estar a la altura”, reconoció el arquero, quien otra vez se destacó con algunas intervenciones para sostener el cero en su valla. A propósito, Trapito reconoció que la más difícil de todas sus atajadas “fue la de Sobis, el cabezazo del primer tiempo, porque la pelota me vino encima”.

Sobre el partido en Monterrey, dijo: “Fue parejo, nos conocíamos y eso gravita. Arrancamos bien los dos tiempos, pero ellos se fueron acomodando. No fue un partido vistoso y los dos tuvimos situaciones. Pusimos garra y corazón”.