Imparable

Los goleadores hablan con goles y Fernando Cavenaghi ya se está quedando disfónico. El Capitán de River no afloja. Llegó a 11 gritos en el torneo y alcanzó a Marco Ruben como máximo anotador. Pensar que algunos lo querían retirar…

+ PITY PIDE PISTA EN MÉXICO
+ SAVIOLA QUIERE HACER REALIDAD SU SUEÑO

Su entrega emociona. En el tramo final de su carrera, Cavenaghi demuestra la vigencia de los cracks, de los diferentes, de los que se van a ir del fútbol como llegó: Con éxitos.

Es que puede con todo. Hace añicos los manuales del ídolo con pretensiones y se pone el overol para pelearla como uno más. Y aunque con eso no le alcance para ser el ‘9’ de la copa, apoya desde el lugar que le toca para deshilacharse la garganta a goles cada vez que le toca jugar.

No se conformó con los cuatro goles que le metió a Rafaela, quiso más y lo no sólo aportó para su cuenta. Después de luchar contra la ineficiencia del equipo en el último pase, en la primera del complemento se retrasó unos metros, se tomó el tiempo que sólo los grandes entienden y dejó sólo al Pity Martínez para que terminara de resolver la jugada del empate. Luego, a los 15, intuyó el pase de Saviola, se adelantó al defensor (convertido en testigo de la foto de un golazo), y la colocó de cabeza al ángulo para adelantar a River en el marcador.

Cinco en dos partidos, 11 en el torneo y el objetivo de la Copa. Muchos preguntan cuándo se irá. La recomendación es aprovecharlo mientras esté, con él adentro todo parece más fácil.

Imagen: Nicolás Aboaf.