Colón, América es mía

Con un pie y medio en la Libertadores, River sacó a relucir las bondades de un plantel largo y con calidad para ganarle a Colón con apenas medio pie en el torneo local. Fue 3 a 1 para ser puntero, al menos por unas horas, y viajar a México con la tranquilidad de saber que siempre hay banca.

+ LOS PUNTAJES
+ LA SINTESIS

En la antesala del encuentro remarcábamos la importancia de este encuentro a pesar de que todo lo que rodea a River deriva en el pensamiento hacia la final de la Copa Libertadores. Colón aparecía como una medida grata para sentenciar la conquista de América. Por Cavenaghi y la búsqueda de su récord, por la esperanza de recuperar al Saviola que todos quieren, por confirmar que lo de Tabaré Viudez viene en serio y que Bertolo está recuperado, había que mirar atentamente el duelo del Torneo Local. Y así fue. Todo lo que estaba bajo la lupa esta tarde, se manifestó de forma exitosa.

River fue más desde el primer minuto hasta el último. Y aunque Colón abrió el marcador, el equipo no dejó de ir: Abrió la cancha, proyectó a los laterales, Saviola se juntó con Pity Martínez para la creación y siempre estuvo Cavenaghi como referencia de un gol que llegaría recién en la segunda mitad.

En el descanso encontró la paz. Todo lo que desperdició en el primer tiempo se capitalizó en el segundo por el único hecho de encontrar la pausa y el vértigo en el momento y lugar indicado. Con ese criterio, aparecieron los que le daban sentido a un partido accesorio.

Porque Pity Martínez le explicó a todos los motivos por los que lleva la ’10’ y armó juego en lugares decisivos para asistir y generar; porque Saviola volvió a ser ese pibe escurridizo que se fue a Barcelona hace más de una década y se acercó al gol; porque Cavenaghi peló oficio y en una baldosa convirtió su 11° gol en el torneo y convertirse en goleador de la competencia; porque entró Viudez y no sólo electrizó el ataque sino que infló las redes del Monumental por primera vez en su carrera y porque Bertolo volvió y se sumó al maso de Gallardo como una carta que va a jugar más temprano que tarde.

Ahora se viene un descanso prolongado el torneo. Postergará ante Defensa y Justicia, viajará a Japón por la Suruga Bank en el fin de semana de receso por las elecciones y recién volverá a jugar en el ámbito local el 16 de agosto. Es lógico, River volvió a ser un equipo internacional.

Imagen: Nicolás Aboaf.