Los puntajes vs. Guaraní: Unió las partes de principio a fin

En una noche que tuvo puntos altos en todas las líneas, Matías Kranevitter fue el encargado de unir las partes y cerró una actuación casi perfecta. Fue la figura para Pasión Monumental. ¿Vos a quién elegís?

+ESTO HICIERON EN LOS 90 MINUTOS
+GALLARDO ELOGIÓ A UNO EN PARTICULAR

Marcelo Barovero (7): Intervenciones claves en momentos complicados. Respondió siempre sin llevar peligro al arco de River. Poco pudo hacer en la del gol, lo descolocó el tiro en el palo al igual que a toda la defensa.

Gabriel Mercado (7): Aportó en ataque, se cuidó en defensa y llevó tranquilidad a la última línea. Perfecto tándem con Sánchez, tanto para ir como para replegarse.
Jonatan Maidana (8): Sacó todo y, como en el Monumental, tuvo una lucha aparte con Santander, un nueve temible y que llevó la lucha física a todo el frente de ataque local. Una y otra vez, en los dos arcos, Maidana se hizo gigante y fue uno de los mejores de la cancha.
Ramiro Funes Mori (6): Algunas imprecisiones en la salida, mucho aporte por arriba despejando de cabeza.
Leonel Vangioni (6): Al igual que Funes Mori, le costó la salida por bajo y pegó más de lo deseado. Se fue acomodando con el correr del partido y se convirtió en emblema de la presión alta.

Carlos Sánchez (6,5): Mucho despliegue como volante por la derecha, realizó la banda junto a Mercado para atacar sin perder noción de la faz defensiva. Se perdió en el segundo tiempo como mediocampista de contención.
Matías Kranevitter (9): Pocos valoran el aporte fundamental del Colorado en este equipo. Es el dueño de todas las recuperaciones y las capitaliza siempre con una entrega precisa. Es decir, anula el porcentaje de pérdida de pelota y potencia la tenencia, dos aspectos claves en el funcionamiento que quiere Gallardo. Hoy pisó las dos áreas con igual soltura y lo hubiese ganado en el final si Sánchez le hacía el pase en lugar de definir.
Luis González (6): Todavía no se engancha desde el ritmo pero técnica le sobra y lo demuestra cada vez que la pelota toca sus pies. Entrega precisa pero poco desnivel en los últimos metros y desordenado para defender.
Gonzalo Martínez (6): Después de un explosivo primer tiempo, en el que el vértigo pudo más que el desnivel, se apagó en el segundo, perdió pelotas que complicaron al fondo de River -de hecho de una pérdida suya llegó el gol de Guaraní- y se fue reemplazado.

Rodrigo Mora (6): Intermitente en sus intervenciones, siempre que entró en juego fue para llevar peligro al arco rival. Tuvo dos para convertir, cedió con precisión para Alario y sólo por la figura del arquero rival no se llevó un grito de la noche de Asunción.
Lucas Alario (8): En sus primeros 180 minutos oficiales por torneos internacionales, Alario participó en los tres goles de la serie, convirtió el que aseguró el acceso a la final y asistió para que se luzcan sus compañeros. No importó su edad, tampoco su inexperiencia en este tipo de cotejos, el ex Colón demostró que no le pesa la camiseta y jugó en función de equipo, no sólo para su cuenta personal. Eso en un ‘9’ es determinante.

Camilo Mayada (5): Torpe para la marca, impreciso para el traslado. De nuevo, lo suyo fue sólo correr para adelante y olvidó el freno y la sapiencia que mostró en Rafaela.
Tabaré Viudez (8): Entró en el momento más difícil del partido y cambió la historia. Tres pases gol, uno concretado y mil motivos para la insistencia de Gallardo por contratarlo. Pinta crack, sólo jugó 15 minutos y ya evidenció cualidades para ser figura.
Fernando Cavenaghi (7): Intervenciones certeras, participación en el gol y gestación de juego para lo que pudo ser la victoria de River.