“Fuimos locales otra vez”‏

El mejor de un partido soñado. Matías Kranevitter corrió todo el partido, fue el que más recuperó, el que más precisión tuvo en los pases y el artífice de mantener las líneas ordenadas a pesar de la instancia. Con la felicidad de estar en la final, relató: “Es algo histórico”.

+ FUIMOS LOCALES, EN SERIO
+ ALARIO CONFESÓ

Siente la camiseta como un hincha más. Nació en Tucumán pero vivió más tiempo en River que en su tierra natal. Por eso, defiende a capa y espada su identidad. Con apenas 22 años, se bancó el mediocampo casi en soledad e hizo olvidar a uno de los más queridos por el hincha: Leonardo Ponzio.

“Sabíamos por dónde jugaban ellos. Teníamos que estar concentrados. Agradecemos el apoyo de la gente que fue fundamental, nos siguen a todos lados y hoy fuimos locales otra vez”, describió con la Banda tatuada al pecho.

En referencia a la final, expresó: “Es algo histórico, yo era muy chico cuando jugamos la última final y me entusiasma poder estar en esta situación con la posibilidad de ganar algo tan grande”.

Para el final, un guiño a Carlos Sánchez, que le podría haber servido la pelota para su primer gol internacional pero que terminó con el grito ahogado. “Si hubiese sido gol nadie decía nada”, remató entre sonrisas.