Los puntajes vs. Rafaela: ¿Hace falta aclarar quién fue la figura?

Crónica de una figura anunciada. Fernando Cavenaghi no sólo fue cuatro goles, fue entrega desde el primer minuto hasta el último, solidaridad para repartir juego e inteligencia para estar en el momento y el lugar adecuado. 110 goles millonarios, que sean mil.

+ EL ANÁLISIS DE LA VICTORIA
+ TODOS LOS DATOS DE LA GOLEADA
Julio Chiarini (4,5): Juega poco y cada vez que lo hace transmite inseguridades, hoy no fue la excepción. Errores infantiles que complican partidos que no llevan mayor dificultad.

Pablo Carreras (5,5): Buen debut. Empezó nervioso pero se fue acomodando en la cancha y en la marca. Tuvo participación en el primer gol de River y se manejó con sobriedad en la marca y la proyección.
Emanuel Mammana (6): Ganó siempre por arriba y fue impasable por abajo. Tapó bien los huecos que dejó Alvarez Balanta en su desorganización y salió siempre con claridad.
Eder Alvarez Balanta (4): Otro mal partido para el colombiano que se desordenó en la marca, que cometió errores en la salida que llevaron problemas al arco de Chiarini y que sigue sin encontrar su nivel.
Leandro Vega (5): Superó las complicaciones de la primera mitad y cerró un buen partido en el segundo período, con marca segura y proyecciones que potenciaron el ataque por el andarivel izquierdo.

Augusto Solari (4,5): En el rol de mediocampista, la precisión es fundamental y Solari erró casi la mitad de las veces que quiso buscar a un compañero con pelota al piso.
Leonardo Ponzio (5): Desordenado pero efectivo. Cortó con inteligencia y se replegó en defensa con éxito. Le faltó en la salida, mucho pelotazo y destino incierto para sus pases.
Camilo Mayada (6): En el freno y el centro para el cuarto gol de Cavenaghi, Mayada subió ese punto que necesitaba para estar entre los de arriba. Mucha carrera, vértigo en el ataque y sociedad con los de arriba para pisar el área por sorpresa.

Tomás Martínez (5,5): Si encontrara regularidad, podría ser titular. El partido de hoy fue una clara muestra de las lagunas en las que nada el 10. Por momentos es un crack, la pisa, crea juego y rompe lineas con pases filosos. Pero después cae en la intrascendencia y equivoca caminos las pocas veces que toca la pelota. Si pudiera sostener por más minutos el nivel de la primera parte, tiene credenciales para heredar la 10. Mientras tanto, seguirá con más de un pie afuera.

Javier Saviola (5): Poco contacto con la pelota. Nunca se pudo liberar del marcaje que le propuso Rafaela con Martínez y merodeó la intrascendencia.
Fernando Cavenaghi (10): ¿Qué más se le puede pedir a Cavenaghi? Sin aires de divismo, el ‘9’ de River revalida credenciales todos los partidos y aporta siempre desde donde le toque estar. Eso se le pide a un Capitán.. Metió el primero pero no se conformó, al instante estaba peleando con Barboza porque no lo dejó ir a buscar el segundo. Metió el segundo y fue por más. Convirtió el tercero y en seguida fue a atorar al arquero para meter el cuarto. ¡Convirtó el cuarto y no se conformó! Eso se le pide a un 9 de área. Cavenaghi llena todos los ítems de ídolo y goleador, llegó a 110 en River, 10 en el torneo y quiere más: La Copa Libertadores.

Abel Casquete (6): Entró con la confianza de un experimentado a pesar de ser sus primeros minutos en la Primera de River. No le temblaron las piernas para ir al choque con el afán de tener la pelota y tampoco para enfriar la cabeza y otorgarle a Cavenaghi un gol que ya tenía su nombre y apellido. Buen debut.

Lucas Boyé y Guido Rodríguez no calificaron.