“Hubiese hecho lo mismo que Gallardo”

No hay vuelta atrás. Ninguna salida es fácil pero, por rumores, filtraciones y silencios, la de Pablo Aimar dejó el sinsabor de no poder cerrarla de forma decorosa. Sin embargo, en diálogo con FM Maradó de Córdoba, el jugador confirmó que no hay nada más por hacer. “Estoy convencido de la decisión que he tomado”, dijo y sentenció: “Yo no me hubiera puesto en la lista, hubiera hecho lo mismo que hizo Gallardo”.

Ya había hablado Aimar. No en público, pero se hizo público. El poder de las redes sociales hizo que la comunicación de su retiro se de más por filtraciones que en conferencia. Y ese audio de poco más de un minuto que apareció en la tarde del miércoles confirmó que ya no había nada para revertir.

+ FRANCESCOLI LO QUISO CONVENCER DE SEGUIR
+ GALLARDO CONFESÓ QUE LE PIDIÓ QUE ESTÉ HASTA DICIEMBRE

Y a pesar de que parecía enojado, esta versión de Aimar descarta rencores. “Con Marcelo todo bien, fue todo hablado y claro, sincero. Había cinco lugares para seis jugadores y el sexto soy yo, era una sinceridad a la que apelaba, así como estoy no sumo. Nunca quise un trato especial, y eso le da valor a los 20 minutos que jugué, no fueron un regalo, en ese momento necesitaron de mí como estaba y en este momento no, por eso esto se termina, tampoco tengo 22 años”, resumió el cordobés.

Además, dijo: “Este momento iba a llegar. Mucha gente me llama o me escribe con tristeza, pero no lo tomo así, no lo vivo con tristeza sino que soy consecuente con lo que pensaba hace diez años. Me iba a dar peor sensación entrar sabiendo que era un lugar que no era mío. No se puede jugar en River y regular, o por lo menos yo no puedo, no me gusta hacer cosas a medias”.

Y aclaró: “Fue una decisión mía. Si estaba en condiciones, podía jugar a mi edad, pero así no podía aportar. Con mi hermano voy a jugar y a los dos o tres días estaré rengo, pero en River tenías que entrenar todos los días. Para mí es un juego, futbolista es el que alquila una cancha y el que juega con 50 mil personas, yo voy a seguir jugando, a otro nivel y caminando. Seré más tiempo padre de lo que fui cuando nació Agustín”.